No voy a explayarme a aquí, como hace toda la blogosfera sobre la historia que hay detrás del día marcado en el calendario con rojo pasión. Pero, en resumidas cuentas y para los que aún no lo sepan, el cuento va sobre que San Valentín desafió un mandato Romano que prohibía el matrimonio a los jóvenes y él los casaba de forma clandestina.

Que sí, que es un cuento demasiado romántico, para el que lo sea. Pero ha pasado mucha agua bajo el puente desde la época del emperador Claudio II hasta éste recién estrenado año 2020. Y en los tiempos que corren, en dónde nos encanta rizar el rizo, ya no es necesario tener pareja para poder festejar esta fecha tan empalagosa.

Ahora, my friends, puedes pasarlo de muerte tu mismo sin tener que salir a la “caza” de una pareja para transitar dicho día de forma airosa. No. Ya no es necesaria la otra mitad de la media naranja. Contigo, basta y sobra.

Porque el 13 de febrero es el día para festejar la soltería. Si señor, si señora. Día para enamorarte de ti mismo, auto regalarte, mimarte y sentirte orgullos@ de tu soltería.

Surge en respuesta a la presión que ejerce sobre la gente sin pareja el dichoso día en que el mundo entero se tiñe de rojo y se peta de corazones.

La idea es que ese día te puedas enorgullecer de tu soltería, festejarla y fardarla. Solo o con otros en tu misma situación sentimental. Y tienes un montón de planes para pasarlo genial.

Sam va lentin

Podrías salir a cenar con otros solteros que abundan en el mundo de hoy y hacer que se conozcan amigos de diferentes grupos. Todo podría pasar en una cena como esa.

Organizar una salida con alguien a quien quieras demostrar tu amor sin necesidad que sea amor romántico. Tu mejor amigo o amiga, tu madre, tu abuela, etc. Qué las opciones no son escasas para festejar el amor sin más.

Podrías auto regalarte un viaje aprovechando que febrero es un mes barato para viajar. Y disfrutar de la soledad y la tranquilidad de estar con uno mismo.

Aprovechar y relajarte con un masaje, una sesión de spa o una simple siesta.

Hacerte una cena grandiosa para ti mismo y darte esos caprichos que tantas ganas tienes y nunca encuentras el momento para hacerlo. O, si no eres tan cocinillas, pedir comida y tomarte la noche de relax total.

O, aprovecha las rebajas y vete de compras para auto regalarte aquello que tantas ganas tienes de comprar.

Y, como última idea, y mi preferida de todas. Llegar a casa, darte un baño relajante, ponerte el pijama, pedir una pizza y hacer una maratón de series o ver una esas películas de más de tres horas y que nunca encuentras el momento para ver. Plan perfecto como ninguno.

Si no has pillado la idea, todavía, se trata de pasarlo bien con uno mismo y demostrarnos cuán profundo es nuestro auto amor. Divertirnos con nuestra soltería. No tenemos muchas oportunidades en el año para hacerlo.

Carpe deam, babe y te dejamos una sección de prendas en rebajas para ti o para quien quieras.

Aprovecha las rebajas